La propia presentadora Toñi Moreno intentaba contenerse con cómo la saca de quicio José Antonio Avilés en su penúltimo programa al frente de Viva la vida, pero no lo ha conseguido: “No me voy a irritar, que me quedan dos días”.

Via:: El economista

Comments are closed.