Ambos periodistas han retomado sus trifulcas de ingeniosos insultos, como si fueran Lope de Vega, Góngora o Quevedo con sus particulares guerras. A este paso, le roban el trono de creador de insultos a Federico Jiménez Losantos.

Via:: El economista

Comments are closed.