Los coches no son los únicos vehículos que contaminan en las ciudades. En París, el rio Sena lo surcan diariamente decenas de barcos movidos con combustibles derivados del petróleo. No es la única ciudad. Como respuesta, Seine Alliance presenta el Black Swan, el primer barco eléctrico específico para cruceros privados

Via:: El economista

Comments are closed.