A sus 59 años, Lydia Lozano vive con una trauma que la perseguirá de por vida, un trance que atravesó su corazón por la terrible muerte de su novio, antes de conocer a su marido. Juan Carlos Pérez perdió la vida delante de ella en un accidente de tráfico

Via:: El economista

Comments are closed.