Uno de los principales atractivos de la bolsa europea -y particularmente de la española- para el inversor son sus dividendos. Sin embargo, la crisis del coronavirus ha provocado una caída en los mismos sin precedentes y el mercado espera una larga travesía por el desierto antes de que los pagos

Via:: El economista

Comments are closed.