Después de que el BCE pusiese en el punto de mira los dividendos de los bancos -primero recomendando no abonarlos al menos hasta octubre y luego amenazando con tomar medidas legales contra aquellos que no cumplan con esta recomendación-, se extendió el temor a que la banca suspendiese el pago

Via:: El economista

Comments are closed.