Con un promedio de una llamada semanal y un uso que se diluye año a año, las 14.824 cabinas de teléfonos que están desplegadas por toda España dejarán de ser un servicio universal obligatorio a la “vuelta del verano”, siete años antes de cumplir su primer centenario, en 2028.

Via:: El economista

Comments are closed.