A sus 36 años, casado y con dos hijos, el primogénito de Isabel Pantoja continúa con las drogas, una dependencia que creíamos superada. Kiko Rivera confesó este sábado en Telecinco varias infidelidades, una adicción y una depresión. Y todo a cambio de un caché que fuentes de la productora del

Via:: El economista

Comments are closed.