Las cajas fuertes ya no son el objetivo de los delincuentes. Ahora, los sistemas informáticos guardan en sus entrañas digitales el nuevo dorado: los datos. Los ciberataques a las empresas se han multiplicado en los últimos años y han obligado a las compañías a implantar, contrarreloj, sistemas que garanticen su

Via:: El economista

Comments are closed.