Estos son los dos problemas que los aragoneses creen que van a llegar tras el desconfinamiento, temiendo además que las secuelas económicas puedan quedarse y se conviertan en problemas estructurales.

Via:: El economista

Comments are closed.