La borrasca Filomena está dejando momentos muy duros y complicados en la ciudad de Madrid: gente atrapada en coches, autobuses, centros comerciales, en sus propias casas Y los pacientes de hospitales incomunicados con sus familiares.

Via:: El economista

Comments are closed.