Como no podía ser de otra manera este año, las restricciones de movilidad, el toque de queda y el cierre de establecimientos harán que el Día de los Enamorados sea del del todo peculiar. No obstante, existen alternativas (de diferentes quilates) para esos viajes, hoteles o experiencias de ensueño que

Via:: El economista

Comments are closed.