AstraZeneca comienza a mover ficha tras la tensa polémica vivida con la Unión Europea por no cumplir el envío prometido de vacunas durante el primer trimestre. La compañía británica ha llegado a un acuerdo con la alemana IDT Biologika para utilizar las instalaciones de la segunda en el país teutón

Via:: El economista

Comments are closed.