Amaia Montero ha sorprendido a sus más de 244.000 seguidores en Instagram al publicar una imagen en la que aparece presumiendo de cuerpazo mientras luce un bañador de color rosa. Lo más llamativo del posado es su extraña postura, que no parece nada cómoda.

Via:: El economista

Comments are closed.