AIG ha cerrado el pasado ejercicio con unas pérdidas netas atribuibles de cerca de 6.000 millones de dólares. La compañía señala que estas pérdidas se deben al resultado negativo de la venta de Fortitude Group Holdings en junio de 2020.

Via:: El economista

Comments are closed.