Para algunas mesas de inversión el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comparte una peculiar característica que Napoleón exigía a sus generales: mucha suerte. Desde su desembarco en la Casa Blanca, el abrupto caos y el fin de los buenos modos no han impedido que el S&P 500 haya registrado

Via:: El economista

Comments are closed.