Hace apenas un año, cuando la gran petrolera saudí Aramco dio el salto a los parqués y se convirtió en la empresa cotizada más grande del planeta, pocos analistas vaticinaban que Apple sería capaz de darle la vuelta a la tortilla y volver a detentar el cetro de firma más

Via:: El economista

Comments are closed.