El miércoles 28 de agosto, a las 9.30 de la mañana, Rodrigo Rato no estaba en la cárcel de Soto del Real. Ese día, a esa hora, trabajadores y pacientes del hospital San Camilo, situado en la calle Juan Bravo de Madrid, le vieron, algunos sorprendidos y hasta alarmados, por

Via:: El economista

Comments are closed.