La vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, tuvo que salir ayer al paso de las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, para tranquilizar a los inversores internacionales. En apenas unas semanas se celebrará en España la próxima subasta de energías renovables y la presión que está realizando

Via:: El economista

Comments are closed.