Brad Pitt se convirtió en uno de los grandes triunfadores en la ceremonia de los Oscar. El actor recibió su primera estatuilla por su papel en Érase una vez en Hollywood y disfrutó de la noche acompañado de una misteriosa mujer que no se separa de él desde 1998. Se

Via:: El economista

Comments are closed.