Contrariamente a lo que se pensó al inicio de la pandemia, la crisis económica en Alemania no ha reducido mucho hasta ahora las ventas inmobiliarias, donde casi el 60 % de la población vive de alquiler, ni frenado los precios en las grandes ciudades.

Via:: El economista

Comments are closed.