“La Pascua no será como la conocemos”. Es el aviso Gobierno luso, un augurio que da el último golpe al ya vapuleado sector turístico en Portugal, que tendrá que esperar hasta el verano para tratar de remontar una pandemia que en 2020 le hizo perder dos tercios de sus ingresos.

Via:: El economista

Comments are closed.