La crisis de las pensiones ha llevado a algunos dirigentes políticos del actual Gobierno a afirmar con cierta solemnidad que esos problemas, de origen demográfico, se solucionan con más inmigrantes. Pero la cosa no es tan sencilla.

Via:: El economista

Comments are closed.