Más de 29.000 familias en apuros podrán seguir viviendo en sus casas aunque no hayan podido pagar sus hipotecas, según las previsiones del Gobierno, que este martes ha prorrogado hasta 2024 la suspensión de los desahucios en los colectivos más vulnerables.

Via:: El economista

Comments are closed.