En los últimos años la inversión en fondos ha ganado protagonismo en las carteras de los inversores europeos. La nula o reducida rentabilidad que pueden ofrecer los tradicionales depósitos en un entorno de tipos de interés bajo mínimos ha llevado a las entidades financieras a potenciar este segmento de negocio.

Via:: El economista

Comments are closed.