La “desesperación” por encontrar un beneficio jugoso es escasa. En medio de una rentabilidad históricamente baja para en el mercado de bonos, una renta variable cuyas valuaciones a este lado del Atlántico desafían fantasmas del pasado y la inyección de 23 billones de dólares en estímulos, bien fiscales o monetarios,

Via:: El economista

Comments are closed.