Si a finales de 2017, Estados Unidos daba pie a una reforma tributaria que redujo el impuesto de sociedades y simplificó el IRPF, con un coste aproximado de 1,9 billones de dólares para las arcas públicas, los candidatos demócratas que ponen sus miras ya en la Casa Blanca el año

Via:: El economista

Comments are closed.