El inmobiliario, que tanto gusta en España, está dando escasos síntomas de agotamiento entre las cotizadas nacionales a pesar de la parálisis económica. De las pocas en reconocer cierto impacto en el valor de sus inmuebles es Vitruvio, socimi que pertenece al rebautizado BME Growth, con 172 millones de euros

Via:: El economista

Comments are closed.