La fusión entre Caixabank y Bankia no es el camino de seda que parecía en un principio. Varias diferencias, fundamentalmente en relación a la ecuación de canje, ralentizan un proceso que estaba previsto aprobar formalmente este domingo por los consejos de administración de ambas entidades.

Via:: El economista

Comments are closed.