La Policía de París ha advertido a los ciudadanos que viven cerca de la Catedral de Notre Dame de que eliminen cualquier resto de polvo o acumulación de suciedad que pudiera permanecer en sus hogares o negocios tras el incendio de hace dos semanas para evitar acabar intoxicados por restos

Via:: El economista

Comments are closed.