La Generalitat de Cataluña ha vuelto a recurrir a la fiscalidad para intentar arañar mayores ingresos, concretamente unos 88 millones de euros anuales más, teniendo en cuenta que los presupuestos de la administración catalana son todavía los de 2017 prorrogados.

Via:: El economista

Comments are closed.