Cuando arrancó el año 2019 nadie o casi nadie esperaba un rally como el que se ha vivido en el mercado de renta fija. El rendimiento de los bonos soberanos y de la deuda corporativa con grado de inversión en euros se ha comprimido hasta mínimos históricos y las empresas

Via:: El economista

Comments are closed.