Basta tener en cuenta las sucesivas alternativas de una agobiadora situación creada por el malestar derivado de una depresión creciente, a pesar de que se sostenía, una y otra vez, que la prosperidad estaba a la vuelta de la esquina -como ocurrió con el presidente Hoover, o el colosal fracaso

Via:: El economista

Comments are closed.