La fiebre por los coches eléctricos este año no solo ha propulsado las acciones de la más firma más conocida del sector, Tesla, si no que también las de su homólogo chino, NIO (cuyas siglas en chino significan “Llegando al cielo azul”, que cotiza en el parqué norteamericano a través

Via:: El economista

Comments are closed.