En apenas 48 horas, la mayoría de los negocios de buena parte de Andalucía han seguido las recomendaciones sanitarias y han cerrado sus puertas o reducido al mínimo su actividad, sin necesidad de esperar a la declaración del estado de alarma anunciado por el Gobierno. La situación más compleja se

Via:: El economista

Comments are closed.