Just Eat ya prevé la posibilidad de que alguno de sus competidores deje de operar en España si a nivel legal se aprueban cambios que obliguen a las empresas a contratar a los repartidores como trabajadores en plantilla debido al aumento de costes que ello supondría.

Via:: El economista

Comments are closed.