Boris Johnson se juega el futuro de la relación entre el Reino Unido y la UE a un ‘juego de la gallina’, y él no piensa ser el que levante el pie del acelerador. Esa es la conclusión del anuncio que hizo este viernes el primer ministro británico en un

Via:: El economista

Comments are closed.