Iñaki Urdangarin recibirá una propuesta muy apetecible cuando en su ingreso en el Centro de Reinserción Melchor Rodríguez García, de la localidad madrileña de Alcalá de Henares, le propongan dedicarse a entrenar a presos en la pista de balonmano del recinto.

Via:: El economista

Comments are closed.