Miguel Hurtado, primera víctima que denunció abusos sexuales cometidos por el monje de Montserrat Andreu Soler, considera que las conclusiones del Papa tras la cumbre vaticana sobre pederastia son una “bofetada a todas las víctimas” que estos días han convocado protestas en toda Roma para exigir ‘tolerancia 0’. Francisco ha

Via:: El economista

Comments are closed.