La Casa Real británica tiene un nuevo motivo de preocupación. La serie The Crown ha estrenado su cuarta temporada y desde Buckingham han cargado contra la ficción. Primero fue Carlos de Inglaterra quien reconoció estar descontento por la forma de tratar al personaje de Camila, su esposa, representada como una

Via:: El economista

Comments are closed.