En la vorágine de la investidura muchas fueron las concesiones a los partidos nacionalistas y populistas que han facilitado que Pedro Sánchez siga en Moncloa. Las más sonadas, la transferencia de tráfico a Navarra con el PNV o la constitución de una mesa de gobiernos a ERC.

Via:: El economista

Comments are closed.