La subida de las bolsas desde que Pfizer anunciara la efectividad de su vacuna en noviembre, seguida después por otras firmas de la competencia, había pillado desprevenidos a los inversores, que habían preferido hasta entonces buscar consuelo en los activos más conservadores para mitigar las pérdidas. Pero la tendencia alcista

Via:: El economista

Comments are closed.