En mi artículo del pasado 22 de febrero señalaba que los Gobiernos británico y español harían lo posible para que el Brexit no afectara al turismo, el primero porque se suicidaría dificultando la migración anual en busca del sol de los isleños y el segundo porque está obligado a abrir

Via:: El economista

Comments are closed.