Los cargos públicos del Gobierno y la Presidencia de Turquía dejarán de utilizar sus cuentas y grupos de WhatsApp desde este lunes, cuando sus comunicaciones serán volcadas a BiP, una aplicación de mensajería local vinculada al mayor operador de telefonía del país, Turkcell. Los nuevos términos de la compañía adquirida

Via:: El economista

Comments are closed.