El año 2019 fue enormemente positivo para aquellos inversores que mantuvieron la calma, ya que casi todos los activos lograron rentabilidades muy por encima de lo previsto al inicio del ejercicio. En el caso de la deuda se llegaron a obtener retornos estratosféricos de doble dígito y con las rentabilidades

Via:: El economista

Comments are closed.