La eurozona, si quiere evitar la “japonización”, debe precisamente adoptar una política monetaria radical al estilo japonés. Efectivamente, Mario Draghi, presidente del BCE hasta octubre de este año, debe prestar especial atención a los banqueros centrales japoneses, pues la eurozona, con su economía multi-velocidad, necesita una política de “control de

Via:: El economista

Comments are closed.