Según se aleja el riesgo euroescéptico, los inversores pierden el pudor respecto al país y aceleran el ‘rally’ vivido previamente por los bonos de Alemania, Francia o España.

Via:: El economista

Comments are closed.