La ciudad de Barcelona se va configurando, poco a poco, como un auténtico polo de atracción para el emprendimiento tecnológico. Y muchas iniciativas y proyectos encuentran en la ciudad condal un terreno ideal para innovar en sus planteamientos.

Via:: El economista

Comments are closed.