A medida que la batalla comercial entre las dos mayores economías del mundo se traslada al mercado de las divisas, China intenta hilar fino para que el yuan se convierta en escudo y represalia contra los reveses arancelarios procedentes de EEUU.

Via:: El economista

Comments are closed.