La política en las potencias occidentales se está volviendo “cortoplacista”, demasiado imprevisible, recurriendo de forma abusiva a los “golpes de efecto” y tendente al “farol” continuo, por mucho que pueda estar disfrazado de “estrategia”. Esta conducta impregna las decisiones de los principales líderes a un lado y otro del Atlántico,

Via:: El economista

Comments are closed.